VIGILANCIA DE LA SALUD

La vigilancia de la salud es uno de los instrumentos que utiliza la Medicina del trabajo para controlar y hacer el seguimiento de la repercusión de las condiciones de trabajo sobre la salud de la población trabajadora. Como tal es una técnica complementaria a las otras disciplinas, actuando, a diferencia de las anteriores y salvo excepciones, cuando ya se han producido alteraciones en el organismo. La vigilancia de la salud no tiene pues sentido como instrumento aislado de prevención: ha de integrarse en el plan de prevención global de la empresa.

La vigilancia de las enfermedades y lesiones de origen profesional consiste en el control sistemático y continuo de los episodios relacionados con la salud en la población activa con el fin de prevenir y controlar los riesgos profesionales, así como las enfermedades y lesiones asociadas a ellos.

La Vigilancia de la Salud debe ser :

  • Garantizada 
  • Específica en función del o de los riesgos identificados en la evaluación de riesgos.
  • Voluntaria (Salvo excepciones
  • Confidencial 
  • Ética 
  • Prolongada en el tiempo
  • Con contenido ajustado y protocolos de actuación
  • Realizada por personal sanitario con competencia técnica, formación y capacidad acreditada 
  • Planificada